Home

ernesto-cardenal_1016_jpg-2087

Tinc guardada una notícia del diari La Premsa del 23 de novembre del 2003 que diu així: «El escritor nicaragüense Ernesto Cardenal fue condecorado por su “lealtad” a Cuba y a la revolución, con la medalla José Martí, la distinción más alta en la cultura isleña. […] Cardenal, un sacerdote católico amonestado por el Papa Juan Pablo II, defendió a la isla incluso ante una andanada de críticas internacionales en este año por la detención de disidentes y la aplicación de la pena de muerte a tres secuestradores, una condena rechazada como principio por los cristianos […] Por su parte, Cardenal dedicó su condecoración al “pueblo de Nicaragua’’, cuya revolución “es hija’’ de la cubana.» Abans d’ahir vaig llegir una altra notícia que deia que el jutge sandinista de Managua David Rojas havia ordenat l’arrest domiciliari del gran poeta nicaragüenc per unes suposades injúries contra l’empresari alemany Inmanuel Zerger i la seva dona Nubia Arcia. El més sorprenent del cas és que la causa és del 2005.

La veritat és que qui va ser ministre de Cultura del primer govern sandinista l’any 1979 i una de les icones de la resistència antisomozista fa molt de temps que és perseguit pels germans Ortega i els sandinistes corruptes que van recuperar el poder ara fa dos anys. Quan he anat a buscar la versió que l’edició digital de La Voz del Sandinismo donava de tot plegat, he entès encara més Cardenal. Fixin-se vostès que diuen: «Cardenal, sumiso admirador de la derecha criolla (“Es mejor que en Nicaragua gane Montealegre”, declaraciones en Chile, antes de las elecciones presidenciales en Nicaragua el 5 de Noviembre del 2006), es enemigo declarado del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y de su máximo dirigente, a quien el Vicepresidente de Cuba compañero Carlos Lage, brindara un merecido homenaje al saludarlo el pasado lunes en la cumbre del ALBA en Honduras con estas palabras: “Presidente Daniel Ortega, ¡Presidente guerrillero! no ha faltado un minuto a la solidaridad con la Revolución Cubana”.» Pura retòrica esquerranosa que només amaga les ganes de desempallegar-se d’un dissident. Ara resulta que Ernesto Cardenal, aquell que va ser condecorat pels mateixos cubans que avui elogien Ortega, és de dretes! Com Sergio Ramírez, suposo, l’antic vicepresident sandinista, el qual ha penjat al seu blog un post amb un títol ben eloqüent: Una revolución traicionada desde dentro i que diu així: «Las muestras de solidaridad mundial que ha recibido Ernesto Cardenal, sobre el que pesa ahora la amenaza de dejarlo con su casa por cárcel por desacato, han sido impresionantes. Más de 200 personalidades del arte y de la literatura se han expresado en su respaldo, entre ellos José Saramago, Mario Benedetti, Chico Buarque, Mario Vargas Llosa, Tomás Eloy Martínez, Rosa Regás, Ángeles Mastretta, Yevgeny Yevtushenko, Nuria Amat, Luis Antonio de Villena, Eduardo Galeano, William Ospina, José Emilio Pacheco, Nélida Piñón, Laura Restrepo, Juan Villoro, Antonio Skarmeta, y Ariel Dorfman. Pongo aquí, las palabras de José Saramago: “La primera precaución consistirá en no confundir nunca la ley con la justicia. A Ernesto Cardenal no le ha servido a ley porque la administra una justicia que se dejó corromper por los rencores y las envidias del poder. Ernesto Cardenal, uno de los mas extraordinarios hombres que el sol calienta, ha sido victima de la mala conciencia de un Daniel Ortega indigno de su propio pasado, incapaz ahora de reconocer la grandeza de alguien a quien hasta un papa, en vano, intentó humillar. A Daniel Ortega le pido que se mire en un espejo y me diga qué es lo que encontrará en él. Si le da vergüenza, al menos que tenga la valentía de pedir perdón. Si no lo pide, si no levanta la voz para clamar, él mismo, contra la condena de Ernesto Cardenal, sabremos que sus méritos humanos y políticos han caído a cero. Una vez más una revolución ha sido traicionada desde dentro”.»

És tan típic dels totalitaris posar etiquetes per anatemitzar els dissidents. Stalin fins i tot els feia assassinar. Espero que les paraules de Saramago serveixin per obrir els ulls de tots aquells que pateixen el que Ferran Sáez va anomenar, precisament, la “síndrome Saramago” per designar els babaus que si una cosa compromesa la diu un reconegut esquerrà està bé i, en canvi, si la planteja algú altre de seguida és titllat de dretà. Apliquem-los, als babaus i als sandinistes, el designi d’un poema del mateix Cardenal que es titula Detrás del monasterio: «Detrás del monasterio, junto al camino,/ existe un cementerio de cosas gastadas,/ en donde yacen el hierro sarroso, pedazos/ de loza, tubos quebrados, alambres retorcidos,/ cajetillas de cigarrillos vacías, aserrín/ y cinc, plástico envejecido, llantas rotas,/ esperando como nosotros la resurrección.» Que així sigui!

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s